Skip to content
Quick Start for:
Conclusiones y Recomendaciones más importantes

TSPR analizó las operaciones del distrito escolar independiente de Laredo y escuchó a empleados, miembros de la mesa directiva, maestros, alumnos, padres y líderes y empresarios de la comunidad. A continuación presentamos las principales propuestas de TSPR para ayudar al distrito a dirigirse a varios asuntos:

Propuestas Principales

Acelerar el Desempeño Estudiantil

  • Crear guías curriculares para todos los cursos y materias de LISD. LISD no tiene guías curriculares para la mayoría de los cursos que se ofrecen en los grados 9-12. El distrito no cuenta con estándares académicos que presenten una visión amplia de los estándares mínimos para las áreas centrales de lenguaje, matemática, ciencia, estudios sociales y tecnología. La creación de guías curriculares para todas las materias de escuela que esten conectadas a los estándares académicos ayudaría al distrito a estandarizar la oferta de cursos y mejorar el desempeño estudiantil.

  • Aumentar la preparación, participación y los puntajes para la Prueba de Aptitudes Escolares del Consejo Universitario (SAT I, College Board’s Scholastic Aptitude Test) y la Evaluación del Programa de Pruebas para los Colegios Americanos (ACT, American College Testing Program Assessment). El porcentaje de estudiantes que participa en el SAT o el ACT es menor que el de la Región 1 y el estado. Lo que es más, sólo un 5 por ciento de los estudiantes alcanzaron puntajes iguales o por encima del criterio de TEA, comparado con un 10.8 por ciento para la región y el 27.3 por ciento para el estado. El puntaje promedio de LISD en el SAT es de 860, comparado con 990 para el estado y el puntaje promedio de LISD para el ACT es de 17.6, comparado con 20.3 para el estado. El aumento de los esfuerzos del distrito para aumentar la participación, preparación y subsiguiente aprobación por los estudiantes en las pruebas SAT y ACT promovería la mejora de las capacidades académicas que se consideran importantes para el éxito del estudiante en la universidad.

  • Crear y adoptar una política de la mesa directiva para la administración del plan de estudios. LISD no tiene una política específica aprobada por la mesa directiva que oriente en el manejo del plan de estudios en todo el distrito. El distrito tiene seis políticas relacionadas con el diseño del plan de estudios, pero no cuenta con una política central que asegure la coherencia y dé orientación al personal para un mejor manejo y enseñanza del mismo. El desarrollo de una política central curricular permitirá al distrito dirigir y manejar mejor su plan de estudios.

Asegurar que los miembros de la mesa directiva comprendan su rol como creadores de reglas

  • Crear procedimientos operativos y un sistema de auto control para la mesa directiva. Los miembros de la mesa directiva de LISD se han involucrado en forma creciente en las operaciones diarias del distrito. Entre los ejemplos de esto, se incluye la creación de un nuevo comité de Garantía de Calidad, dirigido y presidido por un miembro de la mesa directiva para controlar en forma permanente la actividad detallada de los departamentos, los nombramientos de personal y aumentos salariales y cuestionar y aconsejar en las decisiones operativas internas. Creando un conjunto de procedimientos operativos de la mesa directiva con el que concuerden todos y cada uno de los miembros del mismo, estos comprenderán mejor sus roles y responsabilidades.

  • Reemplazar los comités permanentes por un Comité de la Totalidad. La mesa directiva de LISD no utiliza sus cuatros comités permanentes de modo efectivo y muchas veces analiza parte de la misma información en los comités permanentes y en las reuniones regulares de la mesa directiva, lo que resulta en una duplicación de esfuerzos. Reemplazando los comités permanentes con el Comité de la Totalidad, el superintendente y su equipo de conducción ejecutiva pueden conducir los asuntos del distrito de modo más eficiente y reducir la duplicación de los pedidos de información de los comités.

Reorganizar la Estructura Administrativa del Distrito

  • Reestructurar la organización de LISD. La estructura organizativa de LISD no cuenta con líneas claras de autoridad y rendición de cuentas. Muchos segmentos de las operaciones del distrito no deben rendir cuentas a una oficina específica, lo que crea vacíos y responsabilidades superpuestas. El area de control del superintendente es demasiado grande, con la supervisión directa de 13 profesionales y tres integrantes del personal de secretaría. Agrupando funciones de modo lógico y asegurando una coordinación apropiada de los programas que abarcan todo el distrito, LISD puede aumentar la efectividad y la rendición de cuentas de la administración central.

  • Centralizar las operaciones de escribir los pedidos de fondos para el distrito. La distribución de fondos del distrito no está coordinada. Mientras algunos departamentos han tenido mucho éxito en la obtención de fondos, no hay ninguna medida del éxito que ha tenido el distrito en su conjunto en la obtención de los fondos necesarios. La centralización de esta función ayudaría al distrito a obtener y administrar los fondos de modo más efectivo.

  • Reorganizar el Departamento de Información y Tecnología (IT) y crear un puesto de jefe de información del distrito. El distrito ha invertido mucho en su infraestructura tecnológica pero no tiene una estructura de administración que garantice una supervisión y apoyo adecuados del sistema. La implementación de una cantidad de recomendaciones específicas relacionadas con la tecnología permitirá equilibrar los recursos de personal, eliminar responsabilidades superpuestas y ayudará al departamento de IT a estar en condiciones de responder a las necesidades tecnológicas presentes y futuras del distrito.

  • Designar un gerente en la cafetería de cada escuela. La estructura del Programa de Nutrición Infantil de las operaciones satélites no ofrecen una supervisión efectiva de los cajeros o de los empleados que sirven la comida. Con excepción de la escuela intermedia y secundaria de Cigarroa y de la escuela secundaria Martin, no hay gerentes de cafetería a cargo de la supervisión de las mismas. Un gerente de cafetería en cada escuela daría al distrito una supervisión más efectiva de su operación en sus comedores escolares.

  • Clarificar las responsabilidades y asegurar que haya rendición de cuentas de todo el personal a cargo de funciones de seguridad o de las relacionadas con la protección. Las unidades administrativas responsables de garantizar la seguridad están en un estado de flujo organizativo y las responsabilidades no se han clarificado. Una reorganización, la segunda en menos de cinco años, ha separado las responsabilidades de seguridad primordiales de las de protección, ubicándolas en unidades administrativas totalmente diferentes. Es crítico clarificar los roles y responsabilidades rápidamente y asegurarse de que toda la organización esté informada de los cambios.

Mejorar la Eficiencia en las Operaciones

  • Revisar las guías de contratación de personal a nivel de las escuelas. LISD utiliza modelos de asignación de personal como base para la distribución de personal administrativo y de enseñanza, pero agregó puestos entre 2000-01 y 2001-02, cuando la matrícula de estudiantes aumentó en tan solo nueve estudiantes. Aplicando las guías estándar de contratación de personal del sector, el distrito no sólo podrá ahorrar casi $ 7.8 millones en los próximos cinco años, sino que además podrá distribuir personal de modo equitativo y eficiente entre todas las escuelas.

  • Ajustar el personal de custodia. La fórmula de contratación de personal de custodia del distrito de 13,000 pies cuadrados por custodio es considerablemente menor a los 20,000 pies cuadrados por custodio que es el estándar recomendado por la Asociación de Funcionarios de La Mesa Directiva, pero los custodios cumplen con otras tareas, tales como el control diurno, cuidado de los terrenos y vigilancia en los cruces escolares. Adhiriendo a la fórmula de personal de custodia del propio distrito, el mismo podría reducir a 41 puestos de custodios y ahorrar más de $600,000 al año.

  • Establecer un estándar de comidas por hora trabajada. El distrito no utiliza un estándar de Comidas por Hora Trabajada para medir la productividad de las operaciones de sus comedores. Si se implementa un estándar que responda a las guías del sector, LISD podría reducir los costos laborales y ahorrar potencialmente más de $191,000 por año.

  • Comprar artículos de custodia y de enseñanza sobre una base del momento en que es necesario. Los artículos para seguridad y enseñanza se compran al por mayor y se almacenan hasta seis meses. Utilizando un sistema de compras en el momento, el distrito puede consolidar los depósitos y proveer los artículos a las escuelas de modo eficiente, ahorrando un estimado de $137,000 por año.

  • Comprar autobuses basadose en las necesidades de transporte de los estudiantes. La política del departamento de Transporte es comprar autobuses con capacidad excedente con respecto a las necesidades de transporte del distrito; la flota de autobuses opera a un 43.9 por ciento de su capacidad. Implementando una política de compra de autobuses más pequeños que pueden utilizarse en rutas con menor cantidad de pasajeros, el distrito podría concretar ahorros por $226,000 en los próximos cinco años.

  • Implementar horarios escalonados en las escuelas del distrito. El departamento de Transporte de LISD tiene los costos operativos por milla más altos de su grupo. Implementando horarios escalonados en sus escuelas primarias, medias y secundarias, los autobuses podrían hacer rutas múltiples, ahorrando más de $66,000 al año.